Educación musical: formación completa con miras profesionales

La civilización griega ya entendía la música como el centro de la formación y la educación de las personas desde una edad temprana. Para ellos estudiar y comprender la música tenía la misma importancia que aprender astronomía, geometría o filosofía.

De  hecho, la pedagogía señala que los niños se expresan antes cantando que hablando, su imaginación musical coopera en el desarrollo de su personalidad y el carácter progresivo de la música les acompaña a lo largo de su proceso evolutivo, desde la educación infantil hasta los niveles más altos de aprendizaje.

Sin embargo en la actualidad los estudios de música aún se plantean en nuestro país como un complemento o una aficiónparalela a la formación escolar o académica, lo cual se traduce para sus estudiantes en un gran esfuerzo diario pese a contar con un fuerte sentimiento vocacional.

Algo que, desde la Conserjería de Educación, Formación y Empleo de Murcia quieren cambiar impulsando un programa pionero para integrar los horarios de los alumnos que cursan Secundaria y Enseñanza Profesional de Música al mismo tiempo, unos 1.500 en la región.

Iniciativa pionera

El nuevo programa educativo Horarios integrados, que se pondrá en marcha con carácter experimental el próximo curso escolar en Cartagena y Murcia, permitirá a los alumnos que cursan simultáneamente E.S.O o Bachillerato con las Enseñanzas Profesionales de Música integrar sus horarios en una misma jornada escolar continua y de mañana de siete horas lectivas.

Según Educación, esto “mejorará su rendimiento y les ayudará a gestionar mejor su tiempo de estudio” ya que en la actualidad estos estudiantes dedican el horario de mañana al centro donde cursan secundaria o bachiller y tres tardes más al Conservatorio.

Conservatorios y Escuelas

Para los que quieren iniciarse en los estudios musicales ya desde la infancia los conservatorios o los centros privados facultados para expedir títulos oficiales imparten la enseñanza musicalestructurada en tres grados.

Elemental, de cuatro años de duración; Medio, que se compone de tres ciclos de dos cursos académicos de duración cada uno; y Superior, que comprende un solo ciclo cuya duración depende de las características de cada enseñanza musical.

Por tanto, realizar la carrera completa, incluido un instrumento, supone 14 años de media de estudio y está homologada titulaciones universitarias. Superar el tercer ciclo del grado medio equivale a una diplomatura  y la del grado superior a una licenciatura.

Esta enseñanza musical está dirigida por tanto a la obtención de títulos oficiales que demuestran el dominio de técnicas de estudio, el desarrollo de habilidades y la adquisición de conocimientos que incluyen todas las disciplinas necesarias para dedicarse profesionalmente en el futuro al mundo de la música.

El Grado Superior está dirigido a jóvenes que deciden hacer de la música su profesión y que suponen alrededor del 4% de los que inician sus estudios en esta disciplina artística, informa Consumer.es.

Además de aprobar la prueba de ingreso, para acceder este grado es necesario disponer deltítulo de Bachillerato y del título Grado Medio en enseñanzas musicales. No obstante, la ley también permite el acceso al Grado Superior si se supera una prueba de conocimientos generales y de conocimientos musicales.

La música como profesión

Para los que quieren vivir de la música profesionalmente las Enseñanzas Profesionales de Música se fundamentan en el estudio de una especialidad instrumental o vocal.

Su objetivo es  proporcionar al alumnado una formación artística de calidad con el objetivo de preparar para acceder a los estudios de especialización del Grado Superior o servir de fundamento hacia otros itinerarios formativos y profesionales.

Estas enseñanzas se organizan en un grado de seis cursos académicos (ver plan de estudios), y quienes las hayan superado obtendrán el Título profesional de música, en el que constará la especialidad cursada.

En el caso de la especialidad instrumental, los estudiantes pueden formarse en numerosos instrumentos, lo que permite en el futuro impartir clases, formar parte de una orquesta, constituir grupos de música propios o participar en bandas sonoras de películas, entre otros.

Enseñanzas superiores de Música: Grado, Máster y Doctorado

Una vez superadas las Enseñanzas Profesionales de Música y las materias comunes del Bachillerato —se puede obtener el título aunque no se haya realizado el bachillerato la modalidad de artes— el estudiante puede continuar su formación musical cursando el Grado, con opción posterior a un Máster en Enseñanzas Artísticas seguido de la denominación específica del título y, finalmente, el Doctorado.

La duración del Grado en Música es de 4 cursos académicos de 60 créditos —cada uno con un total de 240 créditos ECTS— y al terminar obtendrá el Título de Graduado o Graduada en Música seguido una de las ocho especialidades correspondientes: Composición, Dirección, Interpretación, Musicología, Pedagogía, Producción y gestión, Sonología y Flamenco.

En el caso del Grado en Historia y Ciencias de la Música, la Universidad de Granada estima que la tasa de empleabilidad de los estudiantes ronda el 85%, “muy por encima del resto de titulaciones de Humanidades”.

Fuente: 20minutos.es
Foto: kevin dooley (cc)